Thursday, November 25, 2021
Las noticias que te ayudarán en tus finanzas personales

¿Qué te toca y qué no cuando rentas un depa?

By MFinanzas , in Finanzas , at 2021-03-17

¿Qué te toca y qué no cuando rentas un depa?
¿Qué te toca y qué no cuando rentas un depa?
  • Un contrato de arrendamiento de vivienda es un documento que plasma distintos acuerdos tomados por un arrendador y un arrendatario –es decir, el dueño o administrador de una propiedad, y aquella persona que desea rentarla.

Arrendar una casa es una excelente forma de comenzar a analizar qué tipo de necesidades y obligaciones una persona independiente puede generar al hacerse cargo de una propiedad. Rentar una casa requiere un proceso de análisis, cotización, organización y planificación que funciona como ensayo para distintas situaciones cotidianas; pero poner atención al contrato de arrendamiento de vivienda es el primer paso más importante que una persona debe realizar para evitar generar problemas innecesarios que pongan en peligro su tiempo y sus finanzas.

TE PODRÍA INTERESAR: SAT, personas morales podrán renovar e.firma desde el portal

Muchos nuevos arrendatarios cometen el error de pasar por alto cláusulas muy importantes que, en algunas ocasiones, los obligan a cumplir acuerdos que sobrepasan sus capacidades. De acuerdo con Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay, estas cinco cláusulas son determinantes en un contrato de arrendamiento de vivienda y es muy importante ponerles atención antes de firmar este documento:

Cláusulas de un contrato de arrendamiento que son imprescindibles:

Derechos y obligaciones del arrendador
Todo contrato de arrendamiento de vivienda debe comenzar aclarando puntualmente los datos personales y de contacto del arrendador y del arrendatario. Esto, en caso de que ocurra alguna situación imprevista, servirá para mantener una comunicación abierta y constante entre las dos partes.

Así mismo, el documento debe constatar claramente qué tipo de derechos obtiene el arrendador, por ejemplo, si recibirá el pago de la renta mensual, bimestral o semestralmente, el periodo de tiempo en el que debe informársele de algún problema con la vivienda, si el arrendatario debe realizar un depósito de garantía o con cuánto tiempo de anticipación debe avisarse al dueño cualquier intención de dejar la propiedad.

Por otro lado, sus obligaciones pueden referirse a asuntos como la reparación de la vivienda, la atención a sus arrendatarios y el mantenimiento periódico que debe dársele a la propiedad si esta es habitada por un extenso periodo de tiempo.

Derechos y obligaciones del arrendatario
Así mismo, las cláusulas de un contrato de arrendamiento deben describir con detalle los derechos y obligaciones de aquella persona que rentará el lugar.

En cuanto a derechos, estos pueden referirse a asuntos relacionados con vicios ocultos del hogar (es decir, a problemas estructurales de la casa difíciles de detectar a simple vista), mantenimiento de los acabados interiores y exteriores, reuniones importantes con comités vecinales, reparaciones mínimas eventuales, entre otro tipo de situaciones inesperadas o menores.

Las obligaciones, por otro lado, se refieren a acciones importantes que un arrendatario debe cumplir.

Entre ellas se encuentran informar al dueño acerca de cualquier desperfecto en la propiedad, notificarle si se planea realizar modificaciones o remodelaciones a la casa, e informarle acerca de cualquier situación que ponga en peligro, tanto su seguridad personal, como la integridad de la propiedad.

Información sobre la propiedad arrendada
En un contrato de arrendamiento de vivienda es muy importante especificar todas las características de la propiedad. Desde el tipo de inmueble que se está arrendando, su ubicación completa, señas particulares, tamaño del terreno, edad de la construcción, entre otras características que quedan a elección de quien redacta el contrato.

Es importante que, antes de firmar el contrato de arrendamiento, el interesado en habitar la propiedad esté de acuerdo con todas las características de la casa. En caso de no estarlo, podrá llegar a un acuerdo con el arrendador acerca de las modificaciones que considere necesarias para habitar el inmueble

De esta forma, tanto el que renta, como el dueño de la propiedad, evitarán confrontaciones futuras relacionadas con aspectos importantes del inmueble.

Vigencia del contrato y monto a pagar
Una de las cláusulas de un contrato de arrendamiento más importantes es la de vigencia del contrato y monto a pagar. Esto es por dos razones en específico:

La vigencia se refiere al periodo en el que este documento será válido y, por lo tanto, el arrendador podrá seguir habitando el inmueble sin problema alguno. En caso de que la relación con el dueño sea buena, el tiempo marcado en esta cláusula podrá extenderse siempre y cuando ambas partes estén informadas y de acuerdo.

Es importante recalcar que, algunas veces, los contratos de arrendamiento tienen cláusulas abusivas que afectan a los arrendadores. Un ejemplo de esto es permitir que un contrato se finalice sin previo aviso, dejando a los arrendadores sin opciones de vivienda o con un tiempo limitado para mudar sus pertenencias.

Así mismo, el contrato de arrendamiento de vivienda debe incluir puntualmente el monto exacto de la renta que deberá ser pagado al propietario o administrador. Este monto debe incluir desglosados todos los conceptos que forman esta cantidad. Por ejemplo: cuotas de mantenimiento, luz, agua, otros servicios básicos y uso del espacio.

Incumplimiento de contrato
Por último, una cláusula de incumplimiento de contrato puede ser incluida en el documento. Esta sección se refiere a penalizaciones que podrían aplicarse si el arrendador decide dejar la propiedad antes de que finalice el periodo acordado, posiblemente afectando la economía y planificación de un propietario.

Las penalizaciones pueden incluirse de forma monetaria, como indemnización ante el propietario, o negando el reembolso del anticipo que otorgan algunos arrendadores antes de comenzar a habitar la casa. Esto debe hablarse y acordarse previamente con quienes firman un contrato de arrendamiento de vivienda.

Por otro lado, esta sección no siempre se incluye en este tipo de documentos legales, sin embargo, es muy importante mantener en mente que, al firmar un contrato, una persona está adquiriendo un compromiso legal importante para todas las partes involucradas.

Toma en cuenta estas cinco cláusulas imprescindibles en un contrato de arrendamiento, planea y asegura tu inversión para poder seguir creciendo financieramente y construir un patrimonio seguro para ti y para tus seres queridos.

TE PODRÍA INTERESAR: Jóvenes Escribiendo el Futuro, qué hacer si no te llegó el pago